Portada » Blog » Las pautas familiares

Las pautas familiares

  • por

La sociedad hace que nuestro carácter se moldee desde que somos pequeños; durante toda nuestra vida vamos evolucionando con la sociedad. Sin embargo, esto hace que nuestro ser se vea coartado y ya no seamos los mismos, ni tengamos los mismos gustos que cuando éramos pequeños.

Terreno familiar

Una persona puede ser muy extrovertida de pequeña y en la adolescencia transformarse a una persona totalmente introvertida. ¿Qué es lo que le ha llevado a ese cambio? Son muchos los factores que inciden en ese cambio, sin embargo, seguramente haya habido algún hecho que creó un trauma familiar y eso hizo que esa persona se inhibiera.

Entre esos traumas, se encuentra el divorcio. Por desgracia, nuestra época está llena de familias rotas y niños enfermos emocionalmente. Hemos evolucionado a una sociedad con multitud de derechos, sin embargo, no somos capaces de darles un hogar tranquilo a nuestros pequeños en el momento en el que los padres nos separamos. Son muchos traumas los que éstos viven y muchas las consecuencias de este hecho. Entre estas consecuencias puede ser que de mayores les cueste crear una familia, sean más reacios a tener hijos precisamente porque ellos mismos han sido esos niños que en su momento sufrieron.

Por otro lado, las pautas familiares que nos constriñen también tienen que ver con las creencias. Una creencia es una idea o un pensamiento que se asume como verdadero. Sin fundamento. Pongamos un ejemplo de una pareja:

Ella estaba haciendo la cena con pollo, cuando él vio que le cortaba ciertas partes y las desechaba antes de meterlo en el horno.

“¿Por qué desperdicias esas partes? Son las más jugosas.” Le preguntó.

“No lo sé. La receta es así. Mi madre siempre lo hacía así.”

“¿Seguro? Pregúntale el motivo.”

Ella llamó a su madre para que le explicara el motivo, a lo cual ésta tampoco lo sabía. Le comentó que era una receta de su abuela, que le llamara. Entonces la chica le hizo la misma pregunta a su abuela, a lo que ésta contestó: “Porque no me cabía en el horno, en aquella época los hornos eran mucho más pequeños”.

Ahora que ya sabía la creencia limitante de la receta, y no tenía los mismos impedimentos, unió todas las partes del pollo en la bandeja y los metió.

Como ves las creencias provienen de generaciones atrás, pero pueden hacer mucho daño en las generaciones actuales.

Terreno laboral

Otro tipo de pautas familiares las encontramos en el terreno laboral. Hay personas que sufren porque provienen de una familia humilde y trabajadora. Cuando éstas desean emprender entonces se dan cuenta de que tienen problemas para arrancar el proyecto, tienen problemas en las ventas y se sienten impedidos. Cuando hablas con estas personas, te das cuenta (y ellas también) de que tienen un conflicto interno porque creen que están decepcionando la tradición de la familia empleada, que tira piedras al patrón. Tanto es así que las creencias de “el dinero es sucio”, “el patrón es un tirano”, “ser millonario no es para cualquiera” hacen que inconscientemente esa persona haga todo para que el proyecto no le salga. Una vez que se da cuenta de la raíz del problema, entonces es cuando puede romper el eslabón, romper el cordón umbilical y crear su propia vida.

Todoterreno

Las pautas familiares inhiben en todos los sentidos. Existen otras personas que sufren porque desde pequeños sus padres les decían que no podían hacer eso que querían, que ellos simplemente no podían (o bien porque eran demasiado pequeños, o porque los padres tenían miedo y les sobreprotegían …). Eso les ha causado la incapacidad de avanzar porque se han creído esa creencia. De adultos siguen manteniendo ese pensamiento y su vida es un desastre porque ellos mismos se ponen palos en las ruedas.

¿Cuál es la creencia que se apodera de ti? Tu trabajo es reconocer esas creencias y eliminarlas. Romper el eslabón con esos pensamientos que no te hacen avanzar.

Cuando te aparezca una creencia y te des cuenta de ello, dile a tu mente: ¡¡¡Cambia!!! Dite la afirmación que deseas. Por ejemplo, si la creencia que has observado es “no puedo hacerlo”, dite “soy capaz de hacer cualquier cosa que me proponga”.  Cada vez que te venga a la mente tienes que hacerlo para que ésta sepa la nueva orden.

Haz este ejercicio con todas las creencias que te vengan a la mente y verás cómo poco a poco tu vida cambia. Como ves las pautas familiares es un tema a tener en cuenta, tanto en las que te influyen como las que les creas a tus hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *